Una alianza sin precedentes: El Poli e Ilumno

¿Cómo mantenerse como un referente en Educación Superior presencial y lograr implementar un modelo de virtualidad ejemplar?Este fue el reto del Politécnico Grancolombiano, institución universitaria colombiana fundada en 1980, y cuyo prestigio estuvo siempre ligado con la educación tradicional.

Inicialmente, la virtualidad era vista con recelo pues implementar un modelo de educación bajo esta modalidad suponía un gran cambio. Sin embargo, para transformar y redefinir el acceso a educación superior de calidad, el Poli resaltó la importancia de la educación virtual para obtener el crecimiento deseado. (Lea: Virtualización de la educación superior: el camino para el crecimiento).

Siguiendo esta premisa, en el 2007 la institución encontró en Ilumno al aliado estratégico ideal para dar el siguiente paso. Los números hablan por sí sólos; gracias a esta alianza la institución pasó de 8.700 estudiantes en 2008, a 30.000 estudiantes en 2015. Adicionalmente, durante el proceso el Politécnico Grancolombiano ha logrado:

  • Desarrollar un portafolio de cerca de 100 programas académicos, tanto presenciales como virtuales.
  • Contar con un plantel de 600 docentes, aproximadamente, y mil administrativos que permiten sostener la estructura a nivel nacional.
  • Mejorar su eficacia, gracias al desarrollo de una serie de estrategias administrativas.
  • Desarrollar un sistema de gestión de relación con los estudiantes (CRM), que realiza un seguimiento permanente y, al tiempo, reduce los índices de deserción.
  • Trabajar en conjunto con otras universidades para abordar cuestiones como la responsabilidad social, el liderazgo, la investigación y los idiomas.

Fernando Dávila, presidente de la institución, asegura que el desarrollo de un modelo virtual de educación les ha permitido cubrir una gran parte de la nación con programas de calidad, cuadruplicando la comunidad estudiantil. “Las buenas prácticas con las que la Red Ilumno nos ha alimentado nos han permitido tener una universidad eficiente, generando valor agregado al proceso de formación”, concluye.

Continuar al ritmo de la innovación, ese es el gran reto del Poli para el futuro. ¿Tiene claro cuál es el suyo?

 

crecimiento

Posts recientes