Reduzca la brecha digital existente con la enseñanza 1 a 1

Es un hecho. Las instituciones educativas en América Latina están apostando por las herramientas digitales como una manera de evolucionar y contribuir a reducir las brechas que, en un futuro, se convierten en obstáculos para sus egresados, ¿Cuál es el reto? Lograr el aprovechamiento de estas herramientas como complemento a las metodologías tradicionales y desarrollar modelos innovadores que beneficien a los estudiantes a través de la solidez de su preparación.

¿Cómo lograrlo? Acá, algunas ideas.

Sin duda, los sistemas de enseñanza latinoamericanos han sido rebasados por la velocidad del desarrollo tecnológico que, ligado a factores como la globalización, ha generado un cambio en los consumidores que sienten que lo que apenas ayer fue novedoso, hoy quede obsoleto.

Gracias al auge de la tecnología y los espacios digitales, la nueva generación de estudiantes es mucho más experimentada, crítica, exigente y busca productos o servicios diferenciados, que no solo satisfagan sus costumbres y prácticas, sino que los sorprendan.

Para el sector educativo, este reto natural que ha impuesto la nueva dinámica social, lo ha llevado a la búsqueda de nuevos modelos, como lo es la enseñanza 1:1, que cada día toma más valor gracias a las ventajas y beneficios que brinda a los estudiantes, profesores e, incluso, a las instituciones.

 

¿Qué es la enseñanza 1 a 1?

Es una propuesta que consiste en soportar los procesos educativos mediante equipos de cómputo portátiles que se distribuyen a estudiantes y docentes, de manera individual, con el fin de que cada uno tenga acceso personalizado e ilimitado, y se privilegie la apropiación de las estrategias de enseñanza-aprendizaje.

 

El modelo 1 a 1 ofrece un acceso igualitario, estandarizado y de fácil actualización, además de la capacidad de controlar el progreso estudiantil y el comportamiento en línea.

 

Entre los objetivos asociados a las iniciativas 1:1 en educación, hoy compartiremos tres. El primero de ellos es que las generaciones jóvenes adquieran destrezas y competencias basadas en las TIC. El segundo, es que se reduzca la brecha digital entre individuos y grupos sociales y, por último, que se mejoren las prácticas educativas y los logros académicos.

 

Con estos objetivos en mente, la estrategia de enseñanza 1 a 1 gana terreno día a día, y se convierte en una medida que promueve la calidad y la equidad en la educación, sin dejar de lado los pilares del proceso educativo y del rol docente, que también se transforma para acompañar y guiar a quienes ahora aprenden apoyados en herramientas digitales.

 

Efectos e impacto sobre el aprendizaje

Más que por las máquinas, preocúpese por la innovación en sus procesos

 

Optimizar la dotación tecnológica, aunque representa un gran logro para cualquier institución educativa, no significa una mejora automática en su estilo pedagógico. Se trata de herramientas que facilitan y posibilitan, en la medida en que la institución decida dar ese paso hacia su transformación. (Le interesa: 5 mitos y verdades sobre la educación virtual).

 

En este recorrido, es necesario ocuparse y tener en cuenta la articulación de diferentes procesos, entre ellos:

 

Factores a considerar en el escenario 1 a 1
Pertinencia

¿Cómo relacionar el PEI con las exigencias de la enseñanza 1 a 1?

¿Su institución cuenta con los recursos que implica la adopción de este escenario, en términos pedagógicos y administrativos?
Sostenibilidad

¿Cómo garantizar una provisión suficiente de equipos para los nuevos estudiantes que ingresan al sistema?

¿Quién hace la reposición, el mantenimiento y el soporte técnico y por cuánto tiempo?
Impacto en los aprendizajes ¿Cuenta con los recursos para construir las metodologías de medición de impacto en el aprendizaje?
Seguridad ¿Cómo garantizar mayores condiciones de seguridad, que protejan a los estudiantes y permitan disponer de la tecnología permanentemente?

 

Seguramente estas preguntas le generan algo de incertidumbre, sin embargo, existen maneras de gestionar los recursos, usar la tecnología a favor de la calidad y aprovechar todos los beneficios que acciones bien ejecutadas le pueden traer.

Los cambios necesarios para continuar vigentes en el campo educativo suponen una evolución institucional que toma tiempo. Sin embargo, la tecnología será una gran aliada que permitirá una verdadera transformación institucional.

El Modelo 1 a 1, es una alternativa viable, que facilitará el trabajo interactivo en las aulas y la construcción de comunidades de aprendizaje que favorecen la motivación y la generación de conocimiento.  Pero hay muchos retos más, y es posible superarlos.

 

Claro ejemplo de ello es Ilumno, quien a través de una plataforma tecnológica durante los últimos 10 años ha apoyado la evolución de 16 instituciones educativas latinoamericanas para enfrentar y dar solución a estos desafíos con excelentes resultados. (Lea: Esta es la plataforma que brinda servicios a 250 mil alumnos y más de 10 mil docentes).

 

La tecnología ha marcado una brecha evidente entre las instituciones educativas que continúan con modelos tradicionales y aquellas que la han incorporado a su modelo educativo, como una forma de responder a las necesidades de las nuevas generaciones y del mundo en que vivimos.  

¿En qué grupo está su institución educativa? ¿De qué manera se preparan para afrontar los nuevos retos? Lo invito a conocer por qué la virtualización es el camino hacia el progreso y la evolución de las universidades.

 

cta convierta su institución en lider de la educación virtual

Posts recientes

× cta convierta su institución en lider de la educación virtual