Andrés Núñez
Jun 23, 2017 6:30:19 PM

La educación tradicional no va con los 'millennials', ¿Qué hacer?

Últimamente se habla mucho de esta generación pero, ¿Quiénes son? ¿Qué hacer desde la Educación Superior para cumplir con sus expectativas de aprendizaje? Lo invito a descubrir las respuestas y plantear algunas soluciones.

 

Para leer después:

 

Esta generación, conformada por jóvenes nacidos entre mediados de los 80’s y finales de los 90’s, es la primera en acceder al mundo a través de las nuevas tecnologías.

 

Para ellos, los dispositivos móviles no fueron un avance sorprendente. A diferencia de generaciones anteriores, la tecnología es una realidad que hace parte de su día a día, lo que sin duda genera un nuevo modelo de enseñanza, que incluya la educación online, la educación híbrida y los modelos colaborativos.

 

Estos jóvenes son visionarios y tienen como objetivo crear, aportar ideas innovadoras pero, sobre todo, emprender. Odian la rutina y su sentido de la autonomía los obliga a renovar constantemente su conocimiento, así como también a mantenerse a la vanguardia de los avances en el mundo.

 

De acuerdo con Linio, el 30% de la población latinoamericana es millennial y la fuerza laboral para el 2025 estará integrada por el 75% de ellos.

millennias-caracteristicas.jpg

 

La llamada 'generación del nuevo milenio' busca sencillez absoluta, pues estas personas están acostumbradas a obtener la información que requieren, a cambio de un mínimo de clics. Su preferencia por la conectividad, las redes y saber de todo un poco, hace que se inclinen por la educación virtual y las ventajas que esta metodología de estudio les brinda.

 

Según Ibope Media, el 63% de los millennials acude al internet para instruirse

 

Más que para realizar una carrera profesional, utilizan los cursos en línea para capacitarse, aprender lo que les gusta y mantenerse vigentes para el mundo laboral. Como consecuencia de esto, la educación virtual significa un espacio positivo, pues les entrega la posibilidad de interactuar, extraer información a través de distintos formatos y manejar su tiempo.

 

Ahora, el gran desafío reside en que las universidades integren la tecnología con los procesos educativos. Los cambios en la enseñanza inducen a la mayoría de las instituciones de Educación Superior a entablar una relación con los recursos disponibles, revisar el papel de los educadores en este proceso y su capacitación como elemento estratégico para favorecer la calidad.

 

En el documento Perspectivas Tecnológicas: Educación Superior en América Latina 2013-2018, un Análisis Regional del Informe Horizon del NMC, liderado por The New Media Consortium, los autores afirman que la mayoría de los académicos no están utilizando nuevas tecnologías significativas para el aprendizaje y la enseñanza, ni para sus investigaciones.

 

Para ello, es fundamental transformar las estructuras institucionales, atendiendo a modelos de la sociedad del conocimiento, incorporar de manera eficiente las tecnologías, promover el desarrollo de competencias digitales y, con ello, crear modelos de educación flexibles.

 

Entonces, ¿Por dónde comenzar la transformación para adaptarse a las necesidades de la nueva generación?

 

1. Ofrezca educación virtual y a distancia.

Esta es una generación que conoce muy bien los alcances de la tecnología y, están tan habituados a ella, que utilizan múltiples canales y dispositivos para sus actividades, entre ellas, aprender. El PGEC asegura que el 26% de los colombianos ya ha realizado algún curso online, además, alrededor de 1.500.000 colombianos se han inscrito a cursos vocacionales de corta duración. Por este motivo, es importante que desarrolle una serie de programas cortos, que entreguen a estos nativos digitales herramientas para complementar su área de conocimiento.

 

El 63% de los millennials colombianos asegura que le gusta la educación virtual y apenas el 40% de ellos cree que la educación tradicional los prepara para los retos del mercado actual

 

2. El uso del video, clave para el éxito de sus programas. 

No hay duda de ello, esta generación consume grandes cantidades de video. De acuerdo con el estudio IMS Video in LATAM, realizado por ComScore Inc., el 36% de los millennials latinoamericanos ve videos fuera de casa. El 80% lo hace a través de dispositivos móviles y para esto destinan un total de 13 horas a la semana. Considere incluir este recurso como material de aprendizaje, pues le ayudará a adaptarse a las necesidades y gustos de esta generación.

 

3. La gamificación, su as bajo la manga.

Las nuevas generaciones han crecido con los videojuegos. En lugar de luchar contra la corriente, incorpore el juego como metodología de aprendizaje. A través de esta herramienta, su institución impulsará la motivación y la participación del estudiante, lo que a la larga beneficiará la innovación y el compromiso.

 

4. Incluya redes sociales en su estrategia de posicionamiento.

Los millennials son extremadamente sociales, tanto así que el 81% de ellos tiene perfil en Facebook. Es más, según datos de una encuesta realizada por NewsCred, Facebook tiene ventaja al momento de compartir contenido, con más del 75% de preferencia sobre las demás redes sociales. La participación en los medios sociales, sea como productor de contenido o consumidor, le permitirá conectar con su audiencia intensamente.

 

¿Y ahora…?

Lo sabemos y es evidente en la cotidianidad: La tecnología hace parte fundamental de la vida de un millennial, tanto, que no coincibe sus actividades sin ella, incluyendo la educación. Por este motivo, debe estar integrada a lo tecnológico y ofrecer la flexibilidad que la caracteriza y que resulta tan atractiva para los jóvenes de las nuevas generaciones.

 

Las instituciones que comprendieron este fenómeno y han adoptado modelos de aprendizaje híbridos están mejor posicionadas, pues ofrecen opciones que parten del aprovechamiento de las competencias digitales de esta generación, y responden a sus intereses y expectativas.

 

Lo invito a conocer la mejor manera de incorporar la tecnología a su institución educativa, de forma eficiente, que potencie su evolución y crecimiento sostenible, mediante el modelo que ha dado excelentes resultados en 16 instituciones latinoamericanas y que cada día continúa fortaleciéndose con base en el conocimiento y mejores prácticas en nuestro sector.

 

Si considera que este artículo puede ser de interés para sus colegas y amigos, ¡Lo invito a compartirlo! Igualmente, espero sus comentarios; es una invitación a repensar juntos el futuro de la Educación Superior.

 

CTA recursos tecnológicos para Educación Superior

Posts recientes

× CTA