Blog Andres Nuñez

El poder de la gamificación para transformar la Educación Superior

Normalmente, el juego es considerado una actividad trivial, asociada con el entretenimiento y el ocio. Sin embargo, ¿Qué sucede cuando se convierte en una herramienta para construir el futuro de la Educación Superior?

Es innegable que con la introducción de las nuevas tecnologías a la educación, los docentes se enfrentan a nuevos roles y retos, entre ellos, utilizar las técnicas necesarias para motivar y generar compromiso por parte del alumno.

Mantener el interés en el aula es una tarea difícil; lo es aún más en un ambiente virtual, dadas las condiciones. Cuando una asignatura resulta poco estimulante para el estudiante o la metodología no es de su interés, este puede ser motivo suficiente para promover la deserción. (Lea: Existe una estrategia para evitar la deserción universitaria, ¿sabe de qué se trata?).

Cómo docente o directivo de una institución de Educación Superior, ¿Qué hacer al respecto? Expertos en distintos ámbitos están probando la efectividad del juego para promover la participación dinámica y proactiva en acciones que, generalmente, requieren un esfuerzo de la voluntad.

Aunque su utilización en ambientes no lúdicos permanezca estigmatizada, especialmente en edades avanzadas, la gamificación cada vez logra una gran adherencia en el campo militar, en los negocios, en la industria y ahora en la educación.

La gamificación es el uso de mecánicas de juego en entornos no lúdicos que potencian la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos, comunes a todos los juegos.

Se trata de una nueva y poderosa estrategia para influir y motivar a grupos de personas. Considere lo siguiente: ¿Los estudiantes deberían estar aprendiendo sobre lo conocido o resolviendo problemas a los que nadie más ha dado solución?

Sin lugar a dudas, la gamificación es una tendencia metodológica que ha ingresado a las aulas, de manera lenta pero contundente, para contribuir con el desarrollo de habilidades blandas y duras. (Lea: ¿Qué buscan las empresas en un egresado? Este es el nuevo reto de las universidades).

Conozca herramientas para la gamificación en el aula, aquí

Los juegos, diseñados de manera eficaz, favorecen un aumento signicativo en la productividad y creatividad del estudiante. Una interfaz que ofrezca experiencias, la oportunidad de conectarse y construir una reputación online, a través de logros que son recompensados, resulta una herramienta valiosa para su construcción profesional.

Un número creciente de instituciones están experimentando con los videojuegos, transformando los deberes en retos apasionantes que premian el desempeño del alumno y propician el surgimiento de figuras líderes de manera natural.

cta convierta su institución en lider de la educación virtual

Andrés Núñez

Agregar comentario