Blog Andres Nuñez

Curación de contenidos, una revolución del aprendizaje

En una entrada anterior, conversamos sobre la importancia de convertir a los profesores en curadores, de lo significativo que es apropiarlos de su rol como superhéroes, pues la curación es una tarea que requiere tiempo, habilidad y sentido crítico. En esta ocasión, quiero profundizar sobre los modelos y el impacto de la curación de contenidos.

Es un hecho, la información está al alcance de todos y, en este escenario, la Educación Superior no es ajena. Los estudiantes se enfrentan cada día a toneladas de datos, fuentes, etc., y de estas, seguramente 1 de cada 10 son confiables, verídicas o aportan valor.

Es ahí cuando los docentes deben ponerse su súper traje e investigar, analizar la información y organizarla, de manera que los estudiantes tengan las mejores fuentes de conocimiento a su alcance. Esto, además de fortalecer el proceso de aprendizaje, posicionará al profesor como un conocedor, como un guía que puede poner al alcance de sus estudiantes las mejores herramientas.

Y es que para nuestra época escolar esto era inimaginable. Éramos los estudiantes quienes debíamos recurrir a los libros, enciclopedias, hemerotecas y escudriñar como “ratoncitos de biblioteca” para encontrar la información que sirviera para el propósito de la clase. Además de eso, muchos de esos textos eran demasiado técnicos y apuesto que más de uno copiamos tal cual lo exponía el texto, porque ni siquiera comprendíamos lo que allí mencionaban.

Ahora, el panorama es totalmente distinto. Los chicos encuentran la información en distintos niveles de complejidad, apoyada por recursos multimedia, que sin duda, permiten una mejor comprensión de los mismos. Es por esta razón que la curación de contenidos es tan relevante, especialmente, en las aulas.

Para usted profesor que me está leyendo o si no lo es, y conoce a quien esto pueda interesar, a continuación le cuento algunos de los modelos que existen para curar, propuestos por el curador experto, Rohit Bhargava, que pueden servirle como base e inspiración para su trabajo como curador.

5 modelos para curar contenido

Agregar

Haga el siguiente ejercicio: Busque en Google ‘curación de contenido’. Encontrará cerca de 6.760.000 resultados y, esta es apenas una pequeña parte de lo que el gigante del Internet puede indexar. Sin embargo, esto más que suponer un problema es una gran oportunidad, además de una de las formas más comunes de curación. Lo interesante es que podrá poner toda la información relevante sobre este tema en un solo lugar. Este, es un claro ejemplo de agregación: 28 herramientas de content curation que le ayudarán en el día a día.

Destilar

Tal cual como lo indica la palabra, cuando se destila contenido debe compilarse en un formato más sencillo. Aquí, la capacidad de síntesis del curador es clave. Debe sumergirse en un mar de información, del cual debe sacar pequeñas gotas, que en este caso serían las más relevantes, lo que hace que el contenido sea más digerible para quien lo está consumiendo. ¿Cuántos de nosotros no hemos buscado el resumen de un libro extenso? Ahí es cuando hacemos un reconocimiento a todos aquellos que se dedican a hacer reseñas y, en especial, resúmenes. Eso sí, se debe ser muy cuidadoso, puede que se pierda la esencia del contenido por buscar la simplicidad.

Elevar

Esta, según el autor, es una de las formas más difíciles de la curación, ¿la razón? Además de ser un amante de las redes, esta persona requerirá más experiencia y una gran capacidad de análisis. Con este modelo se busca identificar tendencias dentro de los mensajes que se publican cada día en Internet. Como resultado, podemos popularizar un hashtag que, tarde o temprano, será indexada por Google.

Mashup

Este término puede sonar un poco raro y, tal vez, puede relacionarse con la acción de triturar, pero en realidad, es más un término usado en el mundo musical para definir un género, canción o composición creada a partir de la mezcla de dos o más piezas que ya han sido grabadas… ¡Exacto! Algo muy similar a un collage. La idea de esta manera de curación es poner múltiples puntos de vista sobre un tema particular, para generar uno nuevo, sin dejar de usar la curación como base. Un gran ejemplo es Wikipedia.

Cronología

Si usted es de los que disfruta realizando líneas de tiempo, entonces este modelo es para usted. Una de las formas más interesantes de ver la evolución de la información es a través del tiempo y eso es lo que se busca con este modelo. En resumidas cuentas, explicar un tema cuya comprensión ha cambiado con el tiempo para demostrar su entendimiento. Aquí, por supuesto, clasifica la educación superior.

Como puede ver, todo lo que encierra el mero proceso de curación es muy poderoso, porque no solo se centra en generar más contenido del que hay y contribuir con la sobrecarga, sino que se centra en reunir la información más importante, confiable y relevante.

La curación afecta directamente la forma en que se enseñan las competencias, cómo se elaboran los libros de texto, cómo los estudiantes aprenden sobre un tema y, más que nada, la curación afectará el valor que se puede generar para los “otros” a través de un camino de aprendizaje personal.

Si como universidades, implementamos el uso de estas herramientas y colaboramos con otros en la creación de una colección significativa, entonces, por primera vez en la historia podremos crear una red capaz de enriquecer el conocimiento, ayudando al tiempo a los estudiantes a desenvolverse en forma adecuada en la nueva configuración social y cultural, propia de la cuarta revolución.

Si aún no está del todo convencido, a continuación le expongo algunas razones, basándome en la percepción del curador estrella Robin Good, por las que la curación de contenidos revoluciona la educación y el aprendizaje:

  1. La curación es la nueva bandera del aprendizaje, adpatada por aquellos que ya no estamos de acuerdo con el enfoque tradicional basado en la memorización, promoviendo así una educación centrada en el estudiante.
  2. La curación, según Good, es el nuevo Google. De hecho, es un método para identificar, crear y sondear caminos de aprendizaje, reuniendo lo mejor entre la enorme cantidad de recursos educativos disponibles en la red.
  3. La curación ayuda a generar guías confiables de recursos educativos abiertos (REA), pues es el medio a través del cual se pueden localizar, evaluar, organizar y difundir contendios valiosos para el beneficio de todos. (Le recomiendo: Aprendizaje 2.0 y recursos abiertos, la revolución de los contenidos).
  4. La curación es la mejor forma de fomentar el sentido crítico, pues es la persona quien elige entre sus alternativas, más no el motor de búsqueda, facilitando la tarea de encontrar nuevas herramientas y recursos sobre un tema en específico.
  5. La curación es un nuevo enfoque en la construcción de libros de texto personalizados, que reúnan los mejores contenidos para cualquier materia. Incluso, soy testigo de ello en este momento, cuando a través de la curación estoy elaborando mi libro sobre la Holoversity. (Le interesa: Holoversity: la transformación digital de la universidad).

Además de estas razónes, por la propia naturaleza de la curación de contenidos, el aprendizaje mediado por esta experiencia se convierte en un aprendizaje de tipo colaborativo. Este ambiente, especialmente en las redes, permite a los estudiantes conversar, compartir y ayudarse para lograr una mejor comprensión del tema.

Es por esta razón que debemos considerar que la educación actual demanda que los docentes adopten enfoques más colaborativos, que con la curación de contenidos como aliada, puede contribuir a los estudiantes en la realización de proyectos, fortalecimiento de competencias clave, gestión de la información que hay en línea y, lo más importante para el mercado laboral actual, les ayudaremos a desenvolverse adecuadamente en los medios digitales, en la revolución digital.

Andrés Núñez

Agregar comentario