Andrés Núñez
Nov 25, 2016 5:03:35 PM

¿Está su institución acreditada? Conozca la importancia de dar este paso

Durante los últimos años, las instituciones de Educación Superior en Colombia han tenido que asumir una serie de cambios, condicionados por la necesidad de consolidar un sistema educativo de calidad. Con este objetivo, surgió la necesidad de conseguir la acreditación, como una herramienta para asegurar el cumplimento de los objetivos. Le contamos por qué considerarla.

Si bien, los retos derivados de la globalización; concretamente la vinculación tecnológica a los procesos de educación, resultan un factor determinante en la búsqueda de alternativas, es labor propia de las universidades asumir los desafíos, apropiarse y dar el paso hacia la validación de sus competencias.

En ese sentido, la acreditación de alta calidad es un medio efectivo para conocer si la educación está respondiendo a dichas exigencias; es una herramienta clave para comparar la formación impartida y profundizar sobre su nivel, para después, definir metas de desarrollo institucional.

 

CONSIDERACIONES PARA UN PROCESO DE ACREDITACIÓN.

Es indispensable estar en la capacidad de aceptar las evaluaciones particulares del proceso, considerando que debe: 

  • Velar por la existencia de ambientes educativos flexibles e inclusivos.
  • Impartir formación integral, desarrollada bajo una serie de competencias propicias para cumplir con las necesidades que el profesional enfrentará en el mercado laboral.
  • Implementar sistemas de gestión eficientes que le permitan estar al tanto de las necesidades del cuerpo estudiantil y docente, al tiempo que les da respuesta y solución pertinente.
  • Incorporar a docentes con altos niveles de cualificación para liderar el proceso académico.
  • Cuidar que su institución cuente con la infraestructura y los recursos económicos necesarios para asegurar formación de calidad.
  • Considerar la internacionalización como vía para lograr reconocimiento académico y alianzas estratégicas que le permitan ampliar la oferta educativa.
  • Realizar un seguimiento permanente a la comunidad de egresados para validar la satisfacción con el proceso formativo y que puedan aportar a los estudiantes sus experiencias profesionales.

 

Estos le serán aspectos útiles para construir referentes sobre los cuales trabajar y saber si se aproxima a los estándares de calidad necesarios para cada programa y, en general, para la institución. 

 

Y, ¿CUÁL ES EL BENEFICIO?

Con una acreditación de alta calidad a bordo, podrá atraer nuevos estudiantes ofreciéndoles:

  • La certeza de que pertenecen a un programa que les garantiza sus procesos académicos, cubre sus necesidades y, por tanto, les otorga aprendizaje de calidad.
  • Acceso a estudios de nivel internacional para complementar y enriquecer su proceso de formación.
  • Una ventaja competitiva en el mercado laboral, al ser egresados de un programa distinguido por su excelencia.

En conclusión, esto le permitirá fortalecer uno de los frentes de crecimiento esenciales para su institución de Educación Superior. Tenga en cuenta que no basta un aumento en la cobertura para garantizar inclusión y calidad. Con una acreditación de alta calidad podrá apropiarse, proyectarse y alcanzar los niveles de calidad requeridos y esperados para su universidad. 

 

crecimiento

Posts recientes