5 mitos y verdades sobre la educación virtual

A pesar de ciertos temores frente a la educación virtual, esta modalidad de enseñanza ha tenido un auge vertiginoso. Su masificación genera adeptos y también adversarios, resultado tal vez del desconocimiento o de falsas expectativas sobre sus verdaderos alcances.

Entre diversos mitos a su alrededor, surge una realidad: las tecnologías están facilitando el aprendizaje, democratizando el conocimiento y entregando beneficios únicos para el intercambio académico.

Es momento de desmitificar la educación virtual para que continúe con su misión de ampliar las oportunidades. Ayúdeme a seguir con la lista… ¡es la manera de abrirle el camino!

 

Para leer más tarde:

 

1. Mito: Esta modalidad no permite tener el control sobre el aprendizaje del estudiante

 

Falso. En  realidad, aunque el alumno tiene la flexibilidad para decidir en qué momento desea adelantar su proceso de aprendizaje, la educación virtual se sustenta en una programación de actividades, que debe ser cumplida en unos plazos definidos. De igual manera, la plataforma arroja una serie de reportes que le permiten al docente y a la institución, realizar un seguimiento del progreso y así identificar oportunidades de mejora.

 

2. Mito: Su calidad es inferior

 

Falso. Este es, sin duda, uno de los mitos más frecuentes alrededor de la virtualidad. Sin embargo, la calidad no está asociada con la modalidad educativa.

La calidad de un curso, en general, depende de varios factores como el dominio del tutor, los materiales, las herramientas empleadas, la interacción de los estudiantes durante el mismo y la pertinencia de las temáticas. Al final, el medio no hace al curso, sino los que participan en él.

 

3. Mito: La educación a distancia tiene limitaciones de comunicación

 

Falso. La educación virtual aprovecha al 100% los beneficios que ofrecen las nuevas tecnologías, las cuales facilitan la comunicación sincrónica y asincrónica entre los participantes, enriqueciendo la interacción y posibilitando el trabajo colaborativo y la retroalimentación.

 

4. Mito: Todos los profesores están capacitados para dictar un curso virtual

 

Falso. Las exigencias y retos de la nueva sociedad del conocimiento, demandan habilidades diferentes por parte de los docentes. El rol tradicional del profesor cambia en la modalidad virtual, para convertirse en un tutor que facilita y acompaña al estudiante en su proceso de construir conocimiento, respetando su autonomía.

 

5. Mito: La virtualización está de moda

 

Falso. Este pensamiento aún persiste en los más escépticos, quienes perciben la educación virtual como una tendencia que pronto desaparecerá. No obstante, las maneras de trabajar, relacionarse, comunicarse y acceder al conocimiento, de generarlo y compartirlo, de consumir y también de aprender, tienen lugar en la red y están mediadas por el desarrollo de las TIC.

Toda actividad actual está sometida a una transformación permanente, en donde la tecnología es protagonista, y en este sentido, a diferencia de las modas, no existe un tiempo determinado en el que dejará de usarse.

 

A pesar de los mitos y verdades sobre la educación virtual, es una realidad y sus beneficios son únicos e innumerables para la educación. Es hora de dejarlos atrás y aceptar la virtualidad como un nuevo modelo educativo.

¿Cuál es su mito? Envíeme su comentario y ampliemos esta lista para aclarar y despejar las trabas hacia el crecimiento y la universalidad.

 

cta convierta su institución en lider de la educación virtual

Posts recientes

× cta convierta su institución en lider de la educación virtual